Hipersensibilidad electromagnética.

Apelación 5G Chile

Apelación Chile 5G. Apelación 5G Chile. Estimado Sr. Ministro Enrique Paris: Los médicos de Chile...

Sensibilidad electromagnética.

¿Qué es la sensibilidad electromagnética?

La sensibilidad electromagnética (SE), también conocida como hipersensibilidad electromagnética (HSE), intolerancia electromagnética (IEM), y en los casos de exposición inalámbrica con un nombre más antiguo, «enfermedad de las microondas», es cualquier enfermedad, aguda o crónica, que es causada por campos electromagnéticos (CEM) y radiación electromagnética (REM).

Cuando las personas con SE se exponen a los CEM y a las REM por fuentes inalámbricas y eléctricas – teléfonos celulares, Wi-Fi, torres y antenas celulares, tabletas, teléfonos inalámbricos, inalámbricos, líneas eléctricas, electrodomésticos y cableado doméstico desequilibrado, entre otros – experimentan signos y síntomas efectos adversos para la salud.

¿Cuáles son los síntomas comunes de la Sensibilidad Electromagnética?

Los síntomas más comunes son:

  • Dolor de cabeza.
  • Hormigueo en las manos y las piernas.
  • Dolor en la cabeza y en los oídos al usar un teléfono celular.
  • Problemas cognitivos.
  • Palpitaciones cardiacas.
  • Dificultad para respirar.
  • Perturbaciones del sueño
  • Sangrado de la nariz.
  • Náuseas.
¿Qué daño fisiológico está asociado con la Sensibilidad Electromagnética?

Los signos y síntomas que se asocian con la SE pueden indicar un daño fisiológico grave.

Un estudio reciente del Prof. Dominque Belpomme (2015) se llevó a cabo en cerca de 700 personas que han desarrollado SE. Los datos indican serios daños fisiológicos en la barrera hematoencefálica, el hipotálamo y el sistema inmunológico, así como neurodegenerativos. Otros numerosos estudios científicos también han establecido una correlación entre los signos y síntomas experimentados por las personas que han desarrollado SE y la exposición a REM y/o CEM.

¿Cuántas personas sufren de Sensibilidad Electromagnética?

Con la exposición a la radiación de la tecnología inalámbrica aumentando exponencialmente, el número de adultos y niños que han desarrollado la enfermedad está creciendo rápidamente. Las encuestas realizadas hasta el 2006 indican que el 10% de la población padecía de SE. Considerando el aumento en el uso de tecnologías inalámbricas en los 14 años transcurridos desde entonces, es seguro asumir que el porcentaje de personas que han desarrollado SA es mayor y a escala epidémica. Aunque hay otras condiciones que se han asociado con la exposición a la radiación inalámbrica, está claro que la SE es el más extendido y el más rápido en manifestarse.

¿Puede alguien desarrollar SE?

Cualquiera puede desarrollar SE.

Los cuerpos humanos son de naturaleza electromagnética y por lo tanto se ven afectados por la radiación de la tecnología inalámbrica y los CEM. Las personas no nacen con SE, sino que lo desarrollan como resultado de la exposición a la radiación inalámbrica y a fuentes artificiales de CEM. Con el aumento de la exposición personal y ambiental a estos campos y a la radiación, un número cada vez mayor de personas están desarrollandola. Este aumento, documentado por encuestas, muestra la falsedad de las sugerencias de que los que sufren de esta condición son una pequeña fracción de la población.

La mayor prevalencia entre los trabajadores de la industria de la alta tecnología y la industria inalámbrica es una prueba más de que existe una relación dosis-respuesta: Matti Niemelä, Director de Tecnología de Nokia; Per Segerbäck, ingeniero de teléfonos móviles de Ericcson, y el Dr. David McDonald, científico principal de CSIRO – todos empleados de alto nivel en la industria inalámbrica – han desarrollado la condición.

¿Qué tratamientos existen?

El único «tratamiento» efectivo conocido es la evitación.

Sin embargo, con la proliferación de las tecnologías inalámbricas, esto se está volviendo cada vez más difícil y es casi imposible. Como resultado, muchas personas se ven obligadas a abandonar sus hogares, familias y trabajos, y se convierten en refugiados sin ningún lugar a donde ir.

Dado que la mayoría de los estudios científicos son financiados por la industria inalámbrica, que hace todo lo posible por desacreditar la conexión de la enfermedad a la tecnología inalámbrica, hay muy pocos estudios sobre los posibles mecanismos que intervienen en su desarrollo. Lamentablemente, no se puede ofrecer una cura oficial en este momento.

¿Es la Sensibilidad Electromagnética una condición médicamente diagnosticable?

Sí.

Existe un creciente conjunto de pruebas diagnósticas objetivas y directrices para el diagnóstico y el manejo de la condición. Hace pocos años, el Grupo de Trabajo CEM de la Academia Europea de Medicina Ambiental (EUROPAEM) publicó la Guía CEM Europea 2016 para el diagnóstico y tratamiento de la SE. Estas directrices siguen a las anteriores directrices publicadas por la Asociación Médica Austriaca.

La directriz se basa en tres principios:

  1. La capacidad de una persona (médico) para correlacionar entre la causa y los síntomas, que es la herramienta más importante para cada diagnóstico médico.
  2. Marcadores biológicos objetivos y pruebas de diagnóstico.
  3. La eliminación de otras posibles causas.

La directriz CEM de EUROPAEM ha sido adoptada por médicos de todo el mundo.

 

 

¿Es la SE una condición reconocida?

Numerosas organizaciones internacionales, asociaciones médicas, médicos y hospitales de varios países e innumerables tribunales la han reconocido.

El Parlamento Europeo reconoció la condición y su correlación con la EMR en 2009 como parte de una «Resolución sobre los CEM y la salud”.

En 2011, el Consejo de Europa reconoció la ES. Tras una investigación exhaustiva e imparcial que dio lugar a un informe titulado «Los peligros potenciales de los campos electromagnéticos y su efecto en el medio ambiente», el Consejo concluyó que «…existe un síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos (SICEM) y que esas personas no fingen enfermedades ni sufren trastornos psiquiátricos».

Más recientemente, una decisión judicial en Francia ordenó pagos por discapacidad a una mujer por una «alergia al Wi-Fi» y en agosto de 2016 una decisión en España otorgó a un ingeniero de Ericsson pagos por discapacidad por desarrollar SE.

¿Por qué los médicos y el público no son conscientes de la ES?

A pesar de su escala epidémica, la industria inalámbrica y otras partes interesadas están haciendo todo lo posible para suprimir el problema. Hacen afirmaciones infundadas de que el problema es psicológico y financian estudios de provocación subjetiva en lugar de estudios fisiológicos. Los gobiernos tienen claramente un interés en evitar tratar este problema durante el mayor tiempo posible. Estos factores contribuyen a la falta de conciencia e información de que disponen los médicos; como resultado, muchas personas son diagnosticadas erróneamente y reciben un tratamiento equivocado.

¿Por qué los médicos y el público no son conscientes de la ES?

A pesar de su escala epidémica, la industria inalámbrica y otras partes interesadas están haciendo todo lo posible para suprimir el problema. Hacen afirmaciones infundadas de que el problema es psicológico y financian estudios de provocación subjetiva en lugar de estudios fisiológicos. Los gobiernos tienen claramente un interés en evitar tratar este problema durante el mayor tiempo posible. Estos factores contribuyen a la falta de conciencia e información de que disponen los médicos; como resultado, muchas personas son diagnosticadas erróneamente y reciben un tratamiento equivocado.

Curiosidad.

Gro Harlem Brundtland, médica, ex directora general de la Organización Mundial de la Salud y ex primera ministra de Noruega, es electrosensible.

La preocupación por el hombre mismo y su destino debe ser siempre el principal interés de todos los esfuerzos técnicos… para que las creaciones de nuestras mentes sean una bendición y no una maldición para la humanidad.

Albert Einstein

Instituto de Tecnología de California, 16 de febrero de 1931.